Capítulo I

Cartas de Carlos III

En 1759 Carlos III deja el reino de las dos Sicilias y viene a España tras la muerte de su hermano Fernando VI. Deja atrás más de veinte años de actividades arqueológicas en las ciudades de Pompeya, Herculano y Estabia. Una vez en España, mantiene una correspondencia regular con el secretario de Estado, Bernardo Tanucci y, a quien deja como Regente durante la minoría de edad de su hijo Ferdinando. Esta correspondencia nos da información de todo lo que va a sucediendo en el reino. Contiene aspectos de carácter íntimo relativos a la salud de su hijo a las aficiones, a la educación, a los actos a los que asiste, las cosas con la que se distrae y muchos otros temas en los que a veces se trasluce la añoranza del monarca. Son temas frecuentes en esta correspondencia las erupciones del Vesubio, las novedades relativas a la licuación de la sangre de San Genaro, y siempre la información puntual de lo que había salido en las excavaciones que se continúan realizando cuando Carlos III estaba en España.

De este modo, tenemos correspondencia en la que se mencionan las excavaciones realizadas en los meses inmediatamente posteriores a su partida de Nápoles. En los primeros días de enero de 1760 las cartas de Tanucci a Carlos III describen las excavaciones que se están realizando en una propiedad privada, la Maseria de Irace, en la cual muy pronto comienzan a surgir estructuras. Poco después, en el mes de julio, se encuentra una escultura de Diana que había estado colocada en el pequeño patio de una casa. No la interpretaron como vivienda porque en un espacio inmediatamente contiguo se halló una escalera de catorce peldaños que conducía a las bóvedas subterráneas que hoy conocemos e identificamos como la letrina, la cocina, y un espacio de baño de la domus. En este lugar se hallaron los esqueletos de dos personas que probablemente se habían refugiado durante la erupción y no pudieron salir. Éste hecho llevó a la errónea interpretación de que aquellas bóvedas correspondían a un sepulcro, y así lo describen. En el curso la excavación y en las cartas que se envían a España aparece descrita la excavación de este lugar y la forma en que el rey iba recibiendo noticias de manera regular y frecuente. Esta correspondencia entre Carlos III y el Regente del reino se conserva íntegra en el Archivo General de Simancas. Las cartas de Bernardo Tanucci porque fueron las recibidas por el rey y las de Carlos III porque, a la muerte de su fiel colaborador en Nápoles, fueron empaquetadas y remitidas España por respeto a la persona que las había enviado.

En esta selección recreamos el modo en que el rey vivió con atención lo que estaba ocurriendo y lo que se estaba encontrando en aquellas excavaciones que tanto le habían agradado durante su período napolitano. A veces llega a dar instrucciones precisas de lo que deben hacer, dónde y cómo. Recomienda cubrir los edificios con pinturas en los que la lluvia puede hacer daño si se dejan a la intemperie, pide dibujos de las piezas singulares que se están encontrando y, finalmente, recibe de Nápoles vaciados en yeso de las esculturas que se habían hallado durante el tiempo que él permaneció en el reino de las dos Sicilias. La Casa de la Diana Arcaizante, como la conocemos hoy, no fue otra cosa en su tiempo que una excavación que comprendía el patio con el pedestal de la Diana, los sótanos de la bóvedas, donde se encontraron objetos de metal, lucernas, un camafeo y algunas otras alhajas que se conservan hoy en el Museo Nacional de Nápoles

Carlos III a Bernardo Tanucci. San Ildefonso, 5 de agosto de 1760.

San Ildefonso, 5 de agosto de 1760
Te agradezco igualmente las disertaciones que me has enviado y la distinción con la me avisas de todo lo hallado en esas excavaciones, pues me es del mayor gusto y espero con impaciencia la relación de la estatua de mármol que me dices se había empezado a descubrir, y espero que no sea sola. (AGS, Estado, libro 320, fol. 52)

San Ildefonso, 5 de agosto de 1760

Carlos III a Bernardo Tanucci. San Ildefonso, 12 de agosto de 1760.

San Ildefonso, 12 de agosto de 1760
Te agradezco infinito las disertaciones que me has enviado, y la relación de lo hallado en esas excavaciones, y sobre todo la distinta que me haces de la estatua de Diana que me es de grandísimo gusto. (AGS, Estado, libro 320, fol. 67)

San Ildefonso, 12 de agosto de 1760

Carlos III a Bernardo Tanucci. Buen Retiro, 23 de diciembre de 1760.

Buen Retiro, 23 de diciembre de 1760
Me alegro infinito que hubieras pasado el tiempo que me dices en el museo y que hubieses quedado satisfecho de él, y veo con muchísimo gusto las noticias que me das de todo lo que habías hallado ya restaurado, y de todas las disposiciones que habías dado así para él como para los dibujos que se deben hacer por la razón que me dices y también estimo las noticias que me das de lo hallado en esas excavaciones y las de Persano, pues me son de mucho gusto. (AGS, Estado, libro 320, fol. 238).

Buen retiro, 23 de diciembre de 1760

Carlos III a Bernardo Tanucci. El Pardo, 24 de febrero de 1761.

El Pardo, 24 de febrero de 1761
Te estimo mucho las buenas noticias que me das de Persano y de todo lo hallado en esas excavaciones, pues me son de gran gusto, y sobre todo el bello cameo que me dices se ha hallado, pero Paderni no me ha enviado el dibujo de él que me dices, bien que me lo ha enviado de otras cosas. (AGS, Estado, libro 321, fol. 51)

El Pardo, 24 de febrero de 1761

Galería de imágenes de la sección

continuar >>>Diarios de excavación


Referencias bibliográficas
  • Carlos III. Cartas a Tanucci, transcripción y notas de Maximiliano Barrio Gozalo. Madrid, 1998. ISBN: 8475062490
  • Knight, Carlos. Carteggio San Nicandro-Carlo III, il periodo della reggenza (1760-1767), vol. I, Nápoles, 2009. ISBN: 8880440918
  • Tanucci, Bernardo. Epistolario 1760-1761, vol. IX. Ed. Maria Grazia Maiorini. Roma, 1985.
  • Tanucci, Bernardo. Epistolario 1761-1762, vol. X. Ed. Maria Grazia Maiorini. Nápoles, 1988.

<<< ANTERIOR